Arroz al horno

Arroz al horno

Aunque no tan popular como la Paella Valenciana, el arroz al horno es tanto o más apreciado en la cocina valenciana. Se conoce también como Cassola por prepararse en cazuela de barro, y originalmente se elabora con las sobras del cocido del día anterior.

Receta

  • Ingredientes

    Ingredientes (para 4 personas)

    - 400 gr. de arroz redondo clásico o preferiblemente bomba 

    - 1 l. de caldo cocido

    - 8 cucharadas de aceite de oliva

    - 200 gr. de costilla de cerdo

    - 2 morcillas de cebolla

    - 150 gr. de panceta magra

    - 150 gr. de garbanzos cocidos

    - 2 tomates medianos

    - 1 cabeza de ajos

    - 1 patata grande

    - 1 cucharada de pimentón 1 cucharadita de azafrán

  • Elaboración

    Encendemos el horno a una temperatura de 200º y mantenemos el calor.

     

    En una cazuela de barro con el aceite caliente hacemos un sofrito de patata cortada en rodajas, la mitad de los ajos, las morcillas, la costilla de cerdo, la panceta troceada y por último los tomates en rodajas (sólo vuelta y vuelta). Se reservan estos ingredientes.

     

    En este mismo aceite,sofreímos el pimentón y el azafrán, para después echar el arroz y los garbanzos y revolver el conjunto. Pasados unos minutos añadimos el caldo del cocido, y colocamos el resto de los ingredientes que ya teníamos cocinados, dejando para el final las rodajas de patata, que colocaremos de manera atractiva cubriendo la superficie.

     

    Metemos la cazuela de barro en el horno y dejamos cocinar hasta que se haya absorbido todo el caldo (30 minutos aproximadamente).

     

    Truco del autor

     

    La receta queda perfecta si se cocina con las sobras del cocido de uno o dos días de antelación, pero si no es así podemos utilizar garbanzos precocidos y elaborar un caldo de cocido con unos huesos, algo de ternera, ave y cerdo.

     

    En este mismo aceite,ofreímos el pimentón y el azafrán, para después echar el arroz y los garbanzos y revolver el conjunto. Pasados unos minutos añadimos el caldo del cocido, y colocamos el resto de los ingredientes que ya teníamos cocinados, dejando para el final las rodajas de patata, que colocaremos de manera atractiva cubriendo la superficie.

     

    Metemos la cazuela de barro en el horno y dejamos cocinar hasta que se haya absorbido todo el caldo (30 minutos aproximadamente).