Paella

Paella

Posiblemente sea la paella la receta más internacional de la gastronomía española aunque fuera de la Comunidad Valenciana es muy difícil encontrar la forma de preparación más tradicional, elaborada con carne y verduras autóctonas.

Receta

  • Ingredientes

    Para 4 personas:

    - 400 gramos de arroz clásico redondo o Bomba 
    - 1.4 l. de agua
    - 5 cucharadas de aceite de oliva
    - 200 gr. de conejo
    - 200 gr. de pollo
    - 1 pizca de azafrán
    - 25 gr. de garrofón o alubias grandes
    - 50 gr. de Judías verdes
    - Media cucharadita de pimentón dulce
    - 4 cucharadas de tomate triturado
    - 1 rama pequeña de romero (opcional)

  • Elaboración

    Se calienta el aceite en la paella y, cuando empiece a humear, se doran muy bien por todos los lados el pollo y el conejo troceados. A continuación se añade la verdura, sofriendo el conjunto durante un par de minutos.

     

    Se hace un hueco en medio del sofrito y se echa el tomate; cuando empiece a oscurecerse se añade el pimentón y se revuelve, con cuidado de que no se queme.

     

    Se añade entonces el agua, un poco de sal y se mezcla bien el conjunto, dejándolo cocer unos 30 minutos. Se rectifica de sal para que el caldo quede ligeramente salado.

     

    Se añade el arroz y el azafrán. Hay que procurar que el arroz quede bien repartido por toda la superficie de la paella, tras lo que se deja hervir sin remover unos 7 minutos a fuego muy fuerte. En este punto bajamos el fuego casi al mínimo y continuamos la cocción durante 5 minutos, transcurridos los cuales se puede colocar una ramita de romero sobre la paella. Si en este momento la paella no tiene casi líquido se continua la cocción durante 3 minutos a fuego muy suave; si por el contrario aún presentara bastante caldo, se cocina a fuego medio durante el mismo tiempo.

     

    Se deja reposar 5 minutos y se sirve.

     

    Los cocineros más tradicionales de paella tienen en cuenta factores como la composición mineral del agua, el tipo de leña empleado o la altitud sobre el nivel del mar a la que se cocina, por lo que les resulta difícil cocinar una paella en su punto fuera de su lugar habitual.