El arroz y la Albufera

El arroz y la Albufera

La totalidad de la tierra dedicada al cultivo del arroz por parte de S.A.T. Muceval se encuentra situada en un entorno privilegiado tanto por el clima como por el enclave geográfico como es  la ribera del Parque Natural del Lago de la Albufera de Valencia. Está zona es conocida mundialmente por ser un paraje singular donde las aves emigran en invierno para protegerse del frío de otras zonas y para alimentarse y donde el único cultivo permitido es el arroz. Las parcelas pertenecientes a S.A.T. Muceval se sitúan en los marjales de Sueca y Sollana en la comarca de la Ribera y en el marjal de Alfafar, municipio de L’Horta Sud.

La Albufera de Valencia, localizada a unos 15 kilómetros del extremo sur de la ciudad de Valencia, constituye el mayor lago de la Península Ibérica. En torno al lago de la Albufera, antiguo golfo marino cerrado por una restinga o cordón litoral y alimentado por las aguas dulces de barrancos y acequias se localiza uno de los paisajes humanizados tradicionales más interesantes del mediterráneo español y una de las áreas de mayor valor ecológico de la península.

El lago propiamente dicho pertenece en su totalidad al término municipal de Valencia, lindando con los términos de Alfafar, Albalat de la Ribera, Algemesi, Beniparrell, Massanassa, Catarroja, Albal, Silla, Sollana, Sueca, Sedavi y Cullera; por el este, la separa del Mediterráneo una estrecha franja arenosa de unos 1.200 metros cubierta de pinares de alepo y monte bajo conocida como la Dehesa de El Saler, que constituye el dique natural de la laguna.

A través de esta faja costera se abren los tres canales de desagüe o "golas" (de El Pujol, El Perellonet y El Perello) que regulan mediante compuertas el nivel de las aguas del lago y permiten la inundación de las aproximadamente 18.000 hectáreas de terrenos limítrofes que se dedican al cultivo de arroz.

Son muchas las variedades cultivadas a lo largo de la historia por la empresa, como por ejemplo: Senia, Bahía, Thaibonnet y un largo etcétera pero en los últimos años S.A.T. Muceval se ha especializado en la producción de una variedad que hoy en día es la más apreciada tanto por los restauradores especializados como por los gourmets más exigentes, está no es otra que la variedad Bomba de la cual a continuación detallamos un resumen de sus características principales:

El arroz Bomba es de tipo Japónica, un grano corto (5,2 mm) y redondeado, que tiende a alargarse durante la cocción. Es característico de la cuenca mediterránea, donde se concentra la mayor parte de su producción.

Es un grano que absorbe muy bien el líquido, hasta el punto de llegar a duplicar su volumen. Así, retiene los sabores del caldo de forma similar a otras variedades muy valencianas como la Senia o la Bahía, con la ventaja de que, a diferencia de éstas, una vez superado el tiempo de cocción no se rompe, sino que se abomba —de ahí su nombre— y se arruga un poco. Esta peculiaridad le permite guardar el almidón, con lo que siempre sale suelto, sin apelmazarse.

A pesar de todas estas virtudes, es una variedad que, hasta hace poco, estaba casi extinguida debido a su escasa productividad (4 toneladas por hectárea) y los intensos cuidados que necesita. Ha sido el aumento de su demanda lo que ha propiciado que se vuelva a cultivar de nuevo.